Seguir · Mimí · eldesvandemimi@hotmail.com · Twitter · Revista

sábado, 6 de agosto de 2011

#255

- ¿Sabes? Acaban de abrir una pequeña heladería en aquella esquina.- dijo John con su suave voz y su acento inglés. Le apetecía comer un helado con Charlote, pasar la tarde con ella, descubrir si era igual que en sus sueños.
- ¿Has quedado allí con tus amigos?- dijo ella mientras bajaban las escaleras del autobús. Ya habían llegado a la playa. Vanessa no había aparecido así que no tenía plan, pero no sabía si ir con John. Quería, pero creía que no debía hacerlo, pues apenas lo conocía.
- No, no he quedado con nadie.- John se paró, esperando una respuesta.- Mi plan era ir a la playa, leer, comer algo y darme un baño. Quizás dormir un rato también.
- Eso suena aburrido, admítelo. No te pega.- dijo Charlote riendo. Se quedó mirándolo, aunque lo que de verdad mirada eran sus ojos color cristal. Buscaba algo que la incitase a ir con él.
- Por eso estaría bien añadir un helado en una nueva heladería, nunca sabes lo que te puedes encontrar. 

John suspiró y miró hacia los lados. El verano brillaba en todo su esplendor y pasaba rápido, más de lo que nadie esperaba.


- Quizás si te acompaño sea un poco menos aburrido.- Charlote lo miró intensamente. John sonrió y le ofreció su brazo. 


Fueron agarrados del brazo hasta la heladería, igual que los enamorados.


- Pero te advierto una cosa Charlote, una vez que empiezas, no podrás parar.- dijo guiñándole un ojo.
- ¿A comer helados en una heladería nueva o a comer helados contigo?.- dijo ella divertida.
- A ambas cosas.- dijo John mientras se ruborizaba.

4 comentarios:

  1. que agradable y bien definida historia... de esas que te dejan una sonrisa...^^

    suerte..

    ResponderEliminar
  2. (L)(L) Helados y amor... como me gusta!

    ResponderEliminar

¡Hola! Acabas de decidir garabatear algo para mi, espero de todo corazón que te haya gustado mi blog.
¡Un besito! ¡Y gracias por pasar!
(¡Ah! Y no olvides que puedes quedarte en el desván ^.^ )